top of page

UN TRIDUO EN HONOR A NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD MUY ESPECIAL

Gran afluencia y participación de cofrades y público en general durante los tres días de Triduo que se han celebrado en la iglesia de San Francisco del 1 al 3 de marzo.

El de este año ha sido un Triduo muy especial ya que por primera vez ha presidido las celebraciones la nueva imagen de la Virgen de la Soledad que la cofradía encargó al escultor lucentino López del Espino hace ya dos años y que se bendijo a comienzos de este año 2024.

 

En la tarde del viernes, primer día de Triduo, la celebración, oficiada por el sacerdote y Superior de los Monjes del Instituto del Verbo Encarnado del Monasterio del Pueyo, Pablo di Cesare, se inició con el rezo del Viacrucis en el interior del templo. Seguidamente se celebró la Eucaristía.

 

El segundo día, sábado, fue el sacerdote de la Unidad Pastoral de Barbastro, D. Juan José Herrera Hernández quien ofició la Eucaristía.

Durante la celebración tuvo lugar la bendición e imposición de medallas a los nuevos cofrades. Igualmente se bendijo el rosario que portará la Virgen de la Soledad.

Para finalizar, el piquete de la sección de instrumentos junto a varios miembros de la cofradía hermanada del Santo Sepulcro de Monzón, ofrecieron a los asistentes una magnífica actuación.

Seguidamente pudimos disfrutar de unos momentos distendidos de hermandad con un picoteo y un vino español.

 

El domingo, el encargado de presidir la celebración fue el también sacerdote de la Unidad Pastoral de Barbastro, D. Jaime Alberto Cruz Vázquez.

La celebración de este tercer y último día de Triduo en honor a Nuestra Señora de la Soledad fue en memoria de los cofrades difuntos.

 

Desde la Junta de Gobierno agradecemos a todos los cofrades que han hecho posible un año más la celebración de estos días tan especiales para la Cofradía, y a todos los que han participado y nos han acompañado, sacerdotes celebrantes, cofrades y público en general.

 

Por último, transmitir nuestra más cálida bienvenida y enhorabuena a los dieciséis nuevos cofrades que han entrado a formar parte de esta gran familia. Que la Virgen de la Soledad, con su manto de amor y consuelo, los guíe y proteja en su camino de fe y servicio.












0 comentarios

Comments


bottom of page